Soldadura por conducción térmica

con excelente costura de soldadura

Los láseres diodo de Laserline optimizan la soldadura por conducción térmica de diversas maneras, garantizando así una excelente calidad de costura y una alta estabilidad del proceso, con una potencia de salida uniforme y una distribución homogénea de la intensidad (perfil del haz top-hat).

conocer más

Los láseres diodo se emplean en diversos procesos de unión en la producción industrial en serie. Alta firmeza y baja deformación son las características más salientes de la soldadura láser con nuestros láseres. Asimismo, a altas velocidades de corte, se pueden lograr excelentes superficies de costura en la pieza de trabajo, con una diferencia entre la soldadura por conducción térmica y la soldadura keyhole.

La soldadura por conducción térmica con láseres diodo se emplea a menudo en piezas de trabajo con baja resistencia del material, como láminas de bajo espesor o alambre. El haz del láser se absorbe en la superficie de la pieza de trabajo y la energía requerida se conduce a la pieza de trabajo solo por conducción térmica. La costura soldada redondeada y lisa no requiere ser posprocesadas. El método es adecuado, por ejemplo, para el trabajo con chapa metálica de materiales como el acero inoxidable, especialmente para la fabricación de productos con alta exigencia en cuanto a calidad óptica de las uniones soldadas en el campo visible.

Soldadura por conducción térmica: método

La soldadura por conducción térmica se caracteriza por una profundidad de exposición baja de un milímetro máximo. Se emplea principalmente para unir láminas de bajo espesor. En la soldadura por conducción térmica, el láser funde las láminas a lo largo de la unión prevista. La fundición de las uniones se funde entre sí y luego se enfría dando como resultado la costura de soldadura real. Por lo tanto, las conexiones de manguera se pueden realizar más rápidamente y con menor distorsión del material que con los métodos de soldadura tradicionales. Además, se crean costuras de soldadura lisas y sin poros que no requieren ningún procesamiento ulterior. Esto hace que la soldadura por conducción térmica, especialmente en áreas visibles, sea el método de elección.

Ventajas del proceso de los láseres diodo

Los láseres diodo de Laserline optimizan la soldadura por conducción térmica de diversas maneras, garantizando así una excelente calidad de costura y una alta estabilidad del proceso, con una potencia de salida uniforme y una distribución homogénea de la intensidad (perfil del haz top-hat). Más de 30.000 horas de servicio, además de alta eficiencia y bajo esfuerzo de mantenimiento, los láseres diodo de Laserline son claramente superiores a otras fuentes de haz disponibles.

Ejemplos de aplicación

Bachas

Se pueden encontrar en todos los hogares y comedores de una fábrica, y siempre parecen ser de un solo molde. Sin embargo, las bachas de acero inoxidable, en realidad, poseen costuras de soldadura. El que no se vean, a menudo, tiene que ver con el uso de los láseres diodo de Laserline. Estos posibilitan una soldadura de conducción térmica, técnica y económicamente óptima, sin dejar marcas visibles.

Fuelles metálicos

Cuando se deben compensar las expansiones térmicas de las tuberías o desacoplar las bombas de vacío y los instrumentos de medición por vibraciones, se utilizan fuelles metálicos. La soldadura de pares de membranas delgadas y flexibles requiere una entrada térmica uniforme con costuras de soldadura estables y libres de fisuras. En estos casos, los láseres diodo de Laserline proporcionan excelentes resultados.